Entrevista a Michael Emerson y Terry O’Quinn

Entrevista a Michael Emerson y Terry O’Quinn [EW]

0
Compartir
Durante el curso de la historia de la cultura pop, ha habido muchos equipos de dos hombres geniales. Abbott y Costello. Butch Cassidy y the Sundance Kid. Beavis y Butthead. A esa ilustre lista, podríamos proponer para vuestra consideración: Benjamin Linus y John Locke. Juntos, esta singular pareja ha conducido gran parte de la trama de “Lost”, y la química en pantalla entre Michael Emerson y Terry O’Quinn ha sido un referente de entretenimiento dramático y comédico. Miremos no más atrás de la última temporada, que nos trajo “Dead is Dead”, un episodio que contenía una tensa disputa entre estos dos rivales, y, por supuesto, “The Life and Death of Jeremy Bentham”, que nos dejó uno de los grandes momentos de la historia de “Lost”. ¡Ben convence a Locke de no ahorcarse… justo antes de estrangularlo con sus propias manos!

El otoño pasado, de visita en el set de “Lost” en Hawaii, quisimos experimentar a Ben y Locke en vivo, así que nos acercamos a Emerson y O’Quinn para una entrevista que cubre muchos aspectos. Iréis leyendo más sobre estas entrevistas durante los próximos meses en EW.com y en la revista. De hecho, el número de esta semana contiene una informativa sesión de preguntas y respuestas con ambos. A pesar de que no podemos daros nada sobre la sexta temporada, recibiréis una muestra de su relación de trabajo y su genuina amistad. Mientras tanto, disfrutad de estas palabras de los dos hombres más grandes de “Lost”.
Sobre O’Quinn al darse cuenta en la última temporada de que no estaba ya interpretando a John Locke:

O’Quinn: Hubo un cierto proceso de ir dándome cuenta, y luego, con la finale, una especie de triste aceptación del hecho de que John Locke estaba muerto. Pensé, “Bien… supongo que ya no interpreto más a la misma persona. Ese papel en “Lost” se acabó”.

Sobre si el nuevo Locke es bueno o malo:

O’Quinn: Seguro que están preparándolo como si John Locke fuese el demonio. Y eso he hace sospechar. Aparentemente interpeto a alguien que puede parecerse a John Locke. Fue más sencillo interpretar a esa misma persona el año pasado, cuando no sabía quién era. Ahora es difícil no sobrecargar las cosas.

Sobre los momentos de comedia:

Emerson: Comencé a sentir la pasada temporada como si estuviese en mi pequeña comedia provada. Él era muy sarcástico todo el tiempo. No hay muchos personajes sobre los que puedas hacer bromas, pero hay un tipo especial de humor en “Lost”, donde nos tomamos a la ligera asuntos graves.

O’Quinn: Cuando alguien te apunta con un arma en cada episodio, acabas pensando, “Lo que sea. No vas a dispararme. O si lo haces, viviré”.

Emerson: ¿Fuiste tú quien dijo, “En “Lost”, no puedes ni pedir a alguien que te pase la sal sin tener que sacar un arma”?

O’Quinn: No creo. Quizá fuiste tú.

Emerson: Quiero que hayas sido tú.

Sobre rodar la escena en la que Ben estrangula a Locke:

Emerson: Fue un día de mucho trabajo, lento. El set era muy silencioso. El equipo estaba impactado por la escena, y apoyaba completamente al trabajo de delante de la cámara.

O’Quinn: Recuerdo cuando preparábamos la secuencia. Estábamos en nuestras sillas, repasando el diálogo, pero Michael tenía problemas estando en su silla. Así que, poco después, él estaba de rodillas frente a mí, haciendo ese momento en el que Ben ruega a Locke que no se suicide, y todo el tiempo, la gente del equipo pasaba al lado nuestro, sin mirarnos o decirnos una sola palabra.

Sobre lo que echarán de menos de trabajar juntos:

O’Quinn: Aún no le he dicho esto a Michael, pero pienso mucho en ello. Una relación de trabajo tan fluida, es una relación tan inusual como una con un ser querido. Al menos para mí. Una vez “Lost” acabe, voy a encargarle a alguien que escriba algo para nosotros. Quiero seguir haciendo esto.

Emerson: No creo que sea la última vez que actuemos el uno enfrente del otro.

Sobre cuánto les preocupa estar a la altura de las expectativas de los fans:

O’Quinn: No tanto como a Damon Lindelof, Carlton Cuse y esos tíos. Estoy seguro. Lo que me preocupa es aquello de lo que tengo control. Y eso es mi actuación. Y si de hecho todo resulta ser una broma, resulta algo malo y eso, no espero sentirme mal por ello. Porque para mí, cada día es trabajo. Y me ha dado mucho ya.

Emerson: Yo estoy aceptando la idea de secretos, de irnos con cosas sin responder, con misterios que quedan abiertos. Eso está bien, también.

Fuente: EW
Gracias a LlegaronParaQuedarse