Evangeline Lilly :”La chica anti-Lost” (Revista Wiken – Emol)

    0
    Compartir

    Especial de cable y DVD: Evangeline Lilly, “la chica anti-Lost”

    En esta entrevista la actriz, que interpreta a Kate Austen, cuenta lo que piensa sobre el final de la serie.

    POR SILVIA MAESTRUTTI, DESDE LOS ANGELES.

    “Evangeline debutó con un rol protagónico y se sintió cómoda interpretándolo desde el principio, eso no es fácil, no es cosa de todos los días”, se admira Matthew Fox, su compañero de desventuras en “Lost”, la serie que le dio a Evangeline Lilly fama mundial. La actriz canadiense, que cumplirá 30 años en agosto, se define como “una reclusa” mientras se resiste a ser una celebridad. Dice que siempre se presenta dando su nombre y apellido, sin querer asumir que la van a conocer porque es una estrella.
    Es un caso raro Evangeline. Por ejemplo, si sus fans la encuentran y esperan sacarle algún secreto de la serie o arrancarle alguna teoría, se darán cuenta de que han llegado al puerto equivocado. A ella no le interesa desentrañar los secretos de “Lost”: no es una amante de la ciencia ficción, aunque jura que su gran pasión en la vida es escribir ficción. Lo que sí le gusta es explorarse a través de su personaje. Y crecer con él.

    Igual, sus fans no pretenden de ella que revele los enigmas de la mitología “Lost”. Les basta con admirarla. Es muy simple en su belleza, aún subida a unos tacos altos y asomando piernas esbeltas debajo de una pollera tubo Gucci, como las que su personaje usa últimamente en la serie. Hija de padres evangélicos, alguna vez fue misionera en Filipinas y ese pasado humanitario se le ha quedado prendido en la sonrisa. Cuando camina, en cambio, lo hace como la azafata de Air Canada que también fue.

    Kate Austen es apenas el gran personaje que le ha tocado interpretar en su corta carrera de actriz. Una ex convicta prófuga de la justicia después de matar a su padrastro, que naufraga y luego se debate entre dos amores, Jack o Sawyer, mientras trata de entender la lógica de la irracionalidad de una isla que a veces está en el mapa y un rato más tarde ya no está.

    En otra isla más real, “la isla del infierno” como llama simpáticamente a la húmeda y calurosa Hawai (el lugar donde se filma la serie y donde reside desde 2004), Evangeline encontró el amor en otro compañero del show, Dominique Monaghan, aunque hoy ya no están juntos. Ser una solitaria independiente le trae problemas en su vida romántica, confiesa, mientras anuncia que junto con “Lost”, en el 2010, quizás también se termine su carrera actoral.

    –Hubo rumores de que estabas filmando otro piloto de TV y eso hizo crecer la idea de que tu personaje muere en esta temporada de “Lost”. ¿Qué hay de cierto en eso?

    “De ninguna manera, eso no tiene fundamento. Amo este show, ¿por qué querría irme? No sé de dónde salieron esos rumores, debe ser que la gente está aburrida y necesita entretenerse creando drama. Realmente, ¿por qué querría dejar el mejor rol femenino que hay actualmente en TV?”.

    –¿Cómo te trata la vida en Hawai?

    “Mejor ahora. Es un poco húmedo. Me mudé ahí desde Vancouver y los climas de ambos lugares no pueden ser más diferentes. Los primeros dos años fueron muy difíciles. Todos me decían que vivía en el paraíso y yo no lograba enamorarme del lugar. Pero ahora estoy aprendiendo a vivir ahí. Simplemente me encerré en una casa con aire acondicionado y ahora lo disfruto. Me compré una casa y me la voy a quedar, pero seguro voy a volver a vivir a Canadá. No me veo mucho con los otros salvo en eventos especiales o cuando estamos filmando. Pero somos una familia. Matthew Fox es como mi hermano”.

    –¿Qué sabes sobre la sexta y última temporada. ¿Te has hecho una idea de cómo terminará la serie?

    “No sigo el lado mitológico de nuestro show. No soy fanática de la ciencia ficción, no es mi fuerte. Me preocupan más las historias y las personas. Me pregunto quién va a terminar feliz, quién va a terminar triste, quién va a morir y quién no, dónde estarán al final y si les gustará. Nunca me pregunté qué es la isla, dónde está, por qué está ahí. No tengo teorías, prefiero esperar a ver qué pasa. Igual, tampoco es que sabemos mucho. No nos dicen. Nos vamos enterando en la medida en que leemos los guiones y nos llegan dos días antes de filmar cada episodio”.

    –¿Cómo te preparas para un futuro sin “Lost”?

    “Al principio no sabíamos si el show iba a durar, luego no sabíamos por cuánto tiempo más iba a durar. Ahora que sabemos que se termina en la sexta temporada podemos empezar a planificar. Soy muy cuidadosa de hablar sobre el futuro porque creo que uno debe dejar que la vida lo guíe. Todo puede pasar. Pero no creo que sea una gran prioridad para mí convertirme en una megaestrella de cine. Ese tipo de vida no me atrae. Tengo muchas otras cosas que me gustaría explorar. Me encantaría dedicarme a escribir guiones de cine, de TV, historias para chicos. Seguiré leyendo guiones por si aparece un rol hermoso para mí, pero esa no va a ser mi prioridad”.

    –Si en la vida existiera este ir y venir en el tiempo, ¿adónde irías?

    “Sería una pionera. Me gustan los trabajos manuales, me gusta trabajar con la tierra. Creo que las junglas de cemento son de alguna manera una tragedia moderna. Me gustaría que el mundo fuera más verde y más natural. Amo el concepto de familia, pero creo que no hay que superpoblar el mundo. Crecí viendo ‘La familia Ingalls’ y tenía pecas y me peinaba con dos trenzas como Laura Ingalls. Ser pionera es una idea muy romántica. Pero si me dieran la opción de viajar a cualquier época o quedarme aquí, elegiría quedarme, porque creo estar aquí por una razón”.

    –Tu personaje adoptó un niño. ¿Qué cambios llegaron con la maternidad?

    “Creo que la maternidad es el viaje emocional más importante que haya hecho Kate en la historia de este show. Adoptó a Aaron y cuando adoptas un chico ellos se convierten en tu sangre, absoluta e incondicionalmente. Este año tiene que decidir si vuelve a la isla sin él y eso es muy fuerte. Creo que esa lucha interna va a continuar la próxima temporada. No soy madre, pero lo seré algún día y he trabajado con chicos, como maestra o consejera, por 15 años. Me interesa ver a la gente evolucionar y Kate va a crecer y a transformarse gracias a este niño y eso es muy excitante para mí”.

    –¿Qué otras cosas le pasan a Kate en la quinta temporada?

    “Lo más increíble tanto para mí como para mi personaje fue volver a ver a Josh Holloway (Sawyer). Hace mucho que no lo veía y somos buenos amigos. Tenía miedo de qué iban a hacer los escritores con Kate volviendo a la isla y enamorándose de Sawyer de nuevo después de estar tres años en una relación con Jack. Pero la reunión fue muy bien escrita. Ella creció mucho en la serie. Era una convicta prófuga de la justicia y enamorada del chico malo que sentía que Jack la miraba desde arriba y ahora ella lo mira desde arriba a Jack. Eso es lo más importante que va a pasarle esta temporada. Al resto le va a pasar de todo, como siempre”.

    –¿Quién va a ganar el corazón de Kate? ¿Se quedará con Jack o con Sawyer?

    “No puedo responder a eso. Pero sí que una de las cosas más difíciles al interpretar a Kate es hacer que el personaje mantenga su integridad, aun cuando la audiencia la ve ir de un hombre al otro. Es un desafío mostrar que ella hace eso, pero aún así es una persona hermosa y para nada inmadura Cuando estoy en la piel del personaje trato de que se vea que el amor que ella siente por ambos es tan profundo, que su lucha interior es genuina’.

    –¿En la vida real cuál de ellos dos sería más tu tipo?

    “Ninguno. Para mí lo que define a un hombre atractivo es saber reírse de sí mismo. Y ni Jack ni Sawyer saben cómo hacerlo. Sorry”.

    EL FINAL DE “LOST”

    El destino de Kate le importa y mucho a Evangeline Lilly, pero el devenir de este personaje apenas ocupa una parte en el cerebro de los creadores de “Lost”, responsables de mantener a la audiencia clavada en sus asientos con un show lleno de intrigas que se puede palpitar los lunes a las 21 por AXN, donde la próxima semana se estrena el octavo episodio de la quinta temporada, la penúltima.

    Los productores acuerdan en que el show se centra, en definitiva, en el viaje externo e interno de estos héroes modernos. Pero esta quinta temporada se caracteriza específicamente por los viajes en el tiempo, ya sea hacia delante o hacia atrás y son tantos que una persona (Gregg Nations) está enteramente dedicada a la continuidad para que los escritores no se desorienten.

    “Hace mucho que planeamos los viajes en el tiempo, desde que mostramos al principio a Sayid escuchando en la radio canciones de la década del cuarenta o los flashes de Sawyer en la prisión. Esas fueron las primeras pistas de que esta isla se encuentra en un lugar diferente en cuanto al tiempo y al espacio” admite en Los Angeles el productor ejecutivo Carlton Cuse, quien asegura que la serie es la más cara de la TV actual al emplear a 425 personas en sus sets de Los Angeles y Hawai.

    Es en la isla donde cayó el avión y no afuera donde se esconden los misterios del show, asegura Damon Lindelof, su creador. “Qué es la isla y dónde está, ese es básicamente el enigma que trataremos de responder en lo que queda de esta temporada y en los 17 capítulos de la temporada final. Se sabrá finalmente el origen del monstruo, la estatua de los 4 dedos, Adan y Eva y el secreto que ocultan los otros. Ahora que conocemos con certeza que hay un final pautado, nos es más fácil resolver la intrincada trama usando cierta lógica. Esperamos no decepcionar al público”.

    Lindelof relata que la pregunta que más le hacen los fans en todo el mundo es si todo lo que está ocurriendo es real o si va a terminar siendo el sueño de uno de sus personajes. Y él, obviamente, no planea responderla hasta mayo del 2010, cuando baje la cortina de la serie.
    Fuente: Emol
    Via: Jose@Lostzilla