Media hora con el personaje (vivo) más fascinante de Lost

Media hora con el personaje (vivo) más fascinante de Lost

0
Compartir

Hablar con Ben Linus Michael Emerson es raro. Mientras que en Lost nunca ves reír al maestro maquiavélico, su doble de la vida real lo suelta todo en una gama de risitas a risotadas. Y como a cualquier fan obsesivo de la serie (¿acaso hay otro tipo de fan a estas alturas?), a Emerson le encanta especular. Aquí conversa con GQ sobre la vida sexual de Ben (o falta de), sobre por qué no le parece que dé miedo y sobre lo que podemos esperar de lo que queda de temporada. Y al más puro estilo Lost, contesta algunas preguntas, pero nos hace darle vueltas a muchísimas otras.

El panegírico de Ben para Locke de la semana pasada fue espectacular.
Michael Emerson:
¿Verdad? Lo bonito es que, de todos los que asistieron a su entierro, Ben es el único que realmente llora la pérdida de John Locke. Les envié un e-mail a los guionistas de ese episodio para darles las gracias. Ese panegírico es una de las mejores cosas que me han dado, en mi opinión. Tuve suerte.

Has tenido varios momentos así de desgarradores y tiernos, casi siempre como resultado de eventos horribles que los personajes ponen en marcha inmediatamente antes.
Michael Emerson:
Es tan grande el registro y la yuxtaposición de todo lo que me dan para interpretar. Es simplemente… delicioso.

Hay un clip con un gag de ti pidiéndoles a los productores una vida amorosa más sólida para Ben. ¿Crees que Ben es virgen?
Michael Emerson:
[Pausa] Vaya. En aquellos tiempos, cuando parecía tener sentimientos hacia Juliet, sí que reflexioné sobre su experiencia o inexperiencia romántica… [pausa] ¡Vaya! No lo sé. Si es… experimentado… ¿con quién habrá sido? ¿Y dónde? ¿Y cómo? Es una posibilidad: puede que eso explique mucho sobre su personalidad, si es virgen.

En esta nueva realidad que vemos, Ben es maestro. ¿Cómo demonios puede Ben -el maquinador, conspirador, el gran manipulador- ser feliz enseñando Historia? ¿Es el mismo Ben que llevamos viendo 4 años?
Michael Emerson:
Lo interesante de estos flash-sideways, o como los quieras llamar, estas realidades paralelas; es que todas las características de su personalidad están ahí, pero la mezcla es diferente. Todos tienen los mismos rasgos, pero en cantidades totalmente variadas. Buscamos esas características a las que estamos acostumbrados, y el resultado es que las encontramos, pero las encontramos alteradas.

Esto es algo que te dijeron los guionistas y directores.
Michael Emerson:
Es sólo mi análisis personal tras haber interpretado bastante, porque hay más por llegar. No sé cuál línea es más verdadera, no sé si una es más real que la otra. Pero se puede suponer que esa respuesta está por venir.

Me alegra que pensemos igual.
Michael Emerson:
Por supuesto. Leo en internet las especulaciones, las preguntas, las frustraciones. Reflejan totalmente los debates que tenemos cuando estamos en el set.

Bueno, como profesor, tus gafas son diferentes. Así que lo que quiera que pasara con la bomba de hidrógeno, sabemos que afectó a las gafas de Ben.
Michael Emerson:
Oh, es verdad. ¿Cómo pasó eso?

Dímelo. ¡Dímelo! Me siento como si estuvieras manipulándome para que explote el submarino.
Michael Emerson:
[Silencio].

Bien. Sigamos con las cosas sin importancia: Cada paso que das en esta serie es examinado con lupa por los fans. Si miras a alguien un segundo de más, o si le das cierta entonación a alguna frase, en la red le darán importancia.
Michael Emerson:
La solución para eso es asegurarse de que todo lo que hagas sea a propósito, de que no des accidentalmente una impresión contraria a la que intentas dar, o a la historia. Pero si la gente está controlando hasta las gafas, puede que tenga problemas. Tengo un par diferente para Ben en cada línea temporal, además de mis gafas personales de montura de alambre. ¿Qué pasaría si un día fueras a trabajar, con tus propias gafas, y se te olvidara cambiártelas por tus gafas del trabajo?

Si lo hiciera yo, nada. ¿Si fueras ? A la mañana siguiente estaría en Lostpedia y habría tres docenas de teorías sobre ello.
Michael Emerson:
[Risas] Es verdad.

Entonces, ¿cuánto os queda por rodar?
Michael Emerson:
Cuatro episodios; algo menos de dos meses. He venido a Hawái este fin de semana para la sesión de fotos de Vanity Fair, pero vuelvo a Los Ángeles mañana; no me necesitan hasta dentro de diez días más. Llevo tres episodios de descanso, lo cual es bastante inusual…

Dijo con un aire de Ben premonitorio…
Michael Emerson:
No, no, no he acabado, ni nada así; solo que mi historia… tienen cosas más importantes que hacer de momento.

Menos mal. ¿Qué cosas son ésas, exactamente?
Michael Emerson:
Oh, yo no lo sé aún. Hoy he recibido dos guiones nuevos. No los he leído, pero puede que haya nuevas revelaciones.

¿En serio? Tienes dos guiones nuevos y no los has leído.
Michael Emerson:
Así es. [Risas] Acabo de volver de la oficina de producción. Estaba intentando leer por encima el primero, pero puede ser mala idea hacerlo mientras conduces, así que tuve que dejarlo y esperar hasta llegar a casa.

Acaba usted de mostrar una capacidad de contención inimaginable para millones de espectadores, señor. Enhorabuena.
Michael Emerson:
Es muy emocionante. Como todos, soy seguidor de la serie y quiero saber qué demonios va a pasar. Estoy deseando leerlos. Probablemente lo haga después de hablar contigo.

¿En qué puesto quedará la sexta temporada en el canon de Lost?
Michael Emerson:
De momento creo que es bastante potente. En cuanto a la introducción de nuevas ideas, creo que está a un nivel bastante alto. Si todo va bien, creo que la sexta temporada va a ser la mejor, la más fuerte. Lo digo basándome en que también va a ser la más desafiante, cerebral y abstracta de todas. Puede que no sea la temporada más romántica, o adorable o cálida, pero creo que es muy inteligente. Han llevado a la serie a sitios a los que nadie imaginaba que iría. Y la manera en la que han intentado hacer algo fresco y osado no es nada pusilánime. Es muy audaz.

Y estoy seguro de que hay algunos momentos clásicos de Benjamin para nosotros.
Michael Emerson:
El panegírico era uno, pero hay cosas buenísimas por llegar. En tres o cuatro semanas, la gente tendrá otra opinión sobre Ben.

Parece que Ben le va a decir a Jack, “Somos los buenos.”
Michael Emerson:
[Risa siniestra]
[Nota del editor: No, en serio.]

¿Sabremos más sobre esas reglas de las que hablaban Ben y Charles Widmore?
Michael Emerson:
No he visto nada, y ésa siempre ha sido una gran pregunta para mí. ¿Qué diablos era esa competición? ¿Cuáles eran las reglas? Creo que las reglas estarán en la gran revelación final. Si vemos una respuesta a eso, será en la finale, creo.

Jacob y el hombre de negro también andaban con las reglas. Parece importante.
Michael Emerson:
Sí. Y no es que se estén ignorando esas reglas, de hecho están siendo buscadas y contextualizadas, pero no reveladas todavía. Nos estamos moviendo en el tiempo, recolectando información sobre el origen de las reglas, y de quién son, todo eso. Lo están preparando.

¿Has rodado algún encuentro más con Widmore?
Michael Emerson:
No, pero lo espero de manera inminente. Esa batalla no ha terminado. La primera escena entre Ben y Widmore está en mi top 5.

¿Tenías alguna parte favorita de la saga de Ben, algo que cuando lo veías en el guión, estabas deseando interpretar?
Michael Emerson:
Me encantó cuando leí la escena en la que Ben cocinaba para la cena con Juliet. Pensé, “Oh, qué inesperado a la vez que perfecto,” la desorientación de sus deseos frustrados hacia la actividad culinaria.

¿Te has inventado alguna historia para Ben, algo que no estuviera escrito explícitamente, pero que te haya ayudado con el papel?
Michael Emerson:
Oh. [pausa] ¿Sabes? No lo he hecho. Y si me preguntaras por mis papeles en teatro, lo habría hecho. Pero para trabajar con Ben, nunca hice eso de imaginarme su pasado. Era mejor no tener mucha idea sobre el personaje, su pasado y futuro, y simplemente lo interpretaba de forma neutral, siempre en el presente. Es una de las cosas que tuve que dejar de hacer cuando empecé a interpretar este papel de larga duración en la televisión después de mi experiencia teatral.

Así que has tenido que replantearte parte de tu proceso. Interesante.
Michael Emerson:
En el teatro, cada papel dictamina tu enfoque técnico. Pero en este caso, para la televisión, el papel se me ha explicado solo. O debería decir no se me ha explicado solo, ya que he tenido que conformarme en un estado de desconocimiento. Lo cual está bien. Por supuesto, cuando vuelva al teatro tendré problemas, porque me habré vuelto perezoso para estas cosas. [Risas]

¿Has conocido al pequeño Ben? Es tu vivo retrato. El tuyo o el de Harry Potter.
Michael Emerson:
El del segundo, diría yo. No sé si se parece a mí o no, pero la gente dice que sí. Sus ojos son de un azul distinto al de los míos. Pero es un chico guapo. He coincidido un par de veces con él en el set. Lo localicé en el tráiler de maquillaje y charlé con él.

Las interacciones de Ben con Locke son dinamita. ¿Hay algún otro personaje con el que te hubiera gustado que hubiera cuadrado Ben?
Michael Emerson:
Todavía hay personajes habituales de la primera temporada con los que nunca he tenido escenas, como Claire y Jin. Tuve una muy breve escena con Mr. Eko en la segunda temporada, pero me habría gustado enfrentarme a él un poco más a menudo. Su personaje era interesante, solemne y callado, y habría estado bien ver cómo hacer para sacarle una subida de tono, porque era otro personaje sereno.

Hablemos sobre lo espeluznante de tu personaje. Porque he visto a gente en twitter retando a sus amigos a mirarse en el espejo de un baño a oscuras e invocar a Benjamin Linus tres veces.
Michael Emerson:
[Risas] ¿Qué diablos?

¿Cómo te hace sentir eso, interpretar a un tipo tan estremecedor? Seguro que acabas saliendo en listas al lado de Hannibal Lecter.
Michael Emerson:
Debería buscar la palabra espeluznante para ver exactamente qué significa. No creo que Ben dé tanto miedo. Puede que por eso sea efectivo en el papel; no percibo las dimensiones siniestras. Entiendo su crueldad, su frialdad, todo eso. Supongo que es un poco desconcertante. Pero para mí ni siquiera llega a ese nivel de villanía.

¡Estranguló a Locke! No impidió que disparasen a su hija en la cabeza. Se quedó sentado con su padre viéndole asfixiarse con gas letal, ¡mientras exterminaba a un pueblo entero! Al menos reconoce que es siniestro.
Michael Emerson:
Sí, está bien, supongo que lo entiendo. Es gracioso; inconscientemente, gran parte de mi interpretación es como una segunda naturaleza para mí. Simplemente me visto y lo hago. A veces pienso, “¿Vaya? ¿Estoy actuando? ¿O dejé de actuar en algún momento y empecé a vivir en el personaje?”

¿Por qué?
Michael Emerson:
La verdad es que la circunstancia física se ocupa de una gran parte. Si estás lleno de cortes y heridas y vistes harapos y estás en la selva de noche, no es un gran ejercicio de imaginación proyectarte en esa situación. Es de verdad. Otra parte es por llevar tanto con el papel; no tengo que concentrarme en mi imaginación dramática para entender cómo reacciona Ben o cómo responderá ante tal situación. La mayor parte está muy clara para mí ya y requiere muy poca destreza.

¿Cuál es el momento más extraño que has tenido con un fan obsesivo?
Michael Emerson:
Una pareja de japoneses me enseñaron a su bebé y me dijeron que lo habían llamado Ben, por mi personaje. Pensé, vaya, éste es un caso donde algo ficticio se ha transferido a la vida real de una manera extraña De todos los personajes por los que elegir un nombre para tu hijo, pensé, ¿Ben? Es un poco chiflado. Exactamente, ¿en qué esperan que se parezca su hijo a Ben cuando crezca? No lo sé. ¿En su poder, supongo? ¿En su habilidad para desafiar a la gente o asustarles? Puede que piensen en Ben como una especie de guerrero, que lo es…

Eso es… vaya. Cielos.
Michael Emerson:
¡No sabía qué hacer! No sabía si me estaban pidiendo algún tipo de ¿bendición? Me pregunté qué sería lo apropiado para su cultura, ¿debí haber bendecido o besado al pequeño? Sólo asentí con la cabeza, les agradecí tanto como pude y me fui.

Entonces, aceptar el Emmy no fue nada comparado con eso.
Michael Emerson:
Ganar el Emmy fue raro, me llenó de ansiedad y terror. Pero es agradable ganarlo. También es agradable cuando descubres que has llegado hasta el micrófono con éxito y ha salido algo de tu boca.

Y es un avance social, no como cuando te presentan a un pequeño japonés.
Michael Emerson:
Sí. Con los Emmy conoces mejor la mecánica.

¿Qué te traerá la vida después de Lost?
Michael Emerson:
Carrie [Preston, esposa y actriz de True Blood] y yo hemos vivido en Nueva York muchos años. Todavía lo consideramos nuestra casa, aunque no hemos estado mucho por allí últimamente. He tenido ideas para obras allí, pero no hay nada serio preparado. Me gustaría descansar un tiempo este verano. He desatendido a mi familia y amigos muchos años, y me gustaría socializar y hacerme cargo de muchas cosas domésticas que he marginado todos estos años.

Pero, ¿en cuanto a actuar?
Michael Emerson:
No me importaría hacer lecturas y talleres de teatro, alguna aparición como invitado en televisión que fuera buena, o algún papel en una película aquí y allá. No sé si quiero volver a involucrarme en otro papel de televisión a largo plazo todavía. Pero puede que pronto. La televisión me parece bien.

Siempre se puede revitalizar la saga de Saw. A lo mejor tú puedes hacer que importe de nuevo.
Michael Emerson:
Sabes, a veces me olvido por completo de que aparecí en una película de Saw.

¿Memoria selectiva?
Michael Emerson:
Entonces me despierto gritando y recuerdo que sí que salí en una. [Risas]

Fuente: GQ