Michael Emerson: “Me encantaría aparecer en The Big Bang Theory”

Michael Emerson: “Me encantaría aparecer en The Big Bang Theory”

0
Compartir

El final de Lost dejó muchas preguntas sin resolver y una de ellas fue si sus protagonistas serían capaces de sacudirse a sus personajes de encima y poder desarrollar su carrera al margen del fenómeno televisivo. Algunos han probado suerte en el cine y algunos han optado por seguir en televisión. En la temporada que acaba de arrancar en EE UU, varias series cuentan con la presencia de varios actores del drama isleño y dos de ellas llevan la firma de su creador J.J. Abrams.
La primera en estrenarse es “Person of interest”, que se estrena en España en Calle 13 (dial 20 de Canal +) (6 de Octubre), y en Latinoamérica en Warner Channel (18 de Octubre) y está protagonizada además por Michael Emerson (Benjamin Linus en Lost).

Person of interest, serie de la ya hemos hablado en el blog, cuenta la historia de un exmiembro de la CIA (interpretado por Jim Caviezel) que es contratado por un misterioso millonario (Michael Emerson) para detener crímenes que todavía no se han cometido y que son identificados a través de un complejo sistema informático que diseñó el segundo para el Gobierno estadounidense. La serie juega con la fina línea que hay entre la seguridad nacional y la libertad de movimiento de la población en el Nueva York de después del 11-S.

Michael Emerson es consciente de los paralelismos entre Benjamin Linus y el millonario Finch. “Las comparaciones están fuera de mi alcance. En el caso de Person of interest estaba muy interesado en interpretar a alguien que se parece un poco a Benjamin, pero que al mismo tiempo es una persona completamente distinta. Ha sido muy satisfactorio interpretar un hombre que es bueno, bueno de verdad, pero que esconde algunos detalles misteriosos”, asegura el actor desde Nueva York.

Detalles que Emerson asegura que irá conociendo casi al mismo tiempo que los espectadores porque “trabajar con J.J. Abrams significa vivir el presente con el personaje y saber muy poco de su futuro”. “Aunque Person of interest es mucho más convencional que Lost siempre es interesante que los espectadores se pregunten quién es realmente mi personaje. Eso es algo que se guardan muy bien los guionistas y que nos irán revelando poco a poco”.

Dos de los pilares sobre los que asienta la serie son las consecuencias del 11-S en la seguridad en EE UU y el papel de las nuevas tecnologías, que en la serie son retratadas como un gran hermano siempre vigilante. El ambiente post 11-S “es importante pero no determinante” según Emerson, que explica que “una serie como Person of Interest podría haberse dado en otro momento histórico pero es verdad que ahora la población está más sensibilizada y más alerta”. Respecto al desarrollo tecnológico, el actor estadounidense reconoce estar muy poco al tanto “apenas sé manejar mi propio móvil, se lo dejo a mi mujer que es una verdadera experta. Mi relación con la tecnología sí que es propia de la ficción”.

Finch es el primer papel protagonista de Emerson tras Lost, una serie que tuvo muy presente antes de embarcarse en este nuevo proyecto: Person of Interest se rueda en Nueva York (el reparto de Lost se pasó largas temporadas en Hawaii) y el actor estadounidense está encantado con “volver a mi casa por la noches, dormir en mi cama y los domingo hasta puedo ir andando al trabajo y eso es genial” y es una serie “de la familia de Lost, una especie de compañía de televisión de la que estoy muy orgulloso de formar parte” asegura el actor.

Emerson asegura que esta temporada televisiva estará muy pendiente de los estrenos que cuentan con losties en sus filas: Alcatraz, serie también producida por Abrams y protagonizada por Jorge García y Once Upon a Time, que arranca el 23 de octubre en ABC (en noviembre llegará a España en Sony Televisión) y que ha sido escrita Adam Horowitz y Edward Kitsis, responsables de muchos de los guiones de Lost.
Sobre el polémico final de la serie que le lanzó a la fama, el actor asegura que pertenece al grupo de los satisfechos: “Era inevitable que fuera controvertido. Lost era una serie poco convencional y no podía tener un final convencional, sobre todo estoy muy contento con el final que los guionistas le dieron a Benjamin Linus”. Un personaje que le ha marcado pero del que le gustaría ir distanciándose poco a poco: “Me apetece hacer comedia y por ejemplo me encantaría poder intervenir en The Big Bang Theory”.

Via: Blog.ElPais