SCANS – In Search of The Next LOST

SCANS – In Search of The Next LOST [EW]

0
Compartir
A contiuacion unos scans de un artículo de Entertainment Weekly que habla de la búsqueda por parte de las cadenas de TV americanas de repetir el éxito de “Lost”, y de las series que han sido “candidatas” a ese puesto, pero que no han llegado a triunfar en ello. A continuación los scans, y debajo, la traducción.

Con el drama isleño a punto de finalizar en Mayo, las cadenas han sido incapaces de encontrar un sucesor digno. ¿Han dejado de intentarlo?.
La segunda venida de “Lost”. Eso es lo que la ABC creían que tenían con “FlashForward”. Los creadores gritaron a los cuatro vientos que tenían un plan de 5 años para la serie, nos vendieron guiones endulzados con intriga conducida por personajes, y la serie suponía el mismo tipo de panacea cinematográfica que los espectadores no veían desde… bien, desde que un grupo de náufragos disparaban a un oso polar. Desafortunadamente, el misterio serializado de ciencia ficción pronto tenía tres factores en su contra:
  • La sala de guionistas implosionó (la serie está con su tercer responsable).
  • La ABC condenó a la serie a un desastroso hiatus de tres meses.
  • Las audiencias, que habían caído significativamente antes de que la serie entrase en parón en diciembre, llegaron a un mínimo record (6,5 millones) cuando la serie volvió el 18 de marzo.
La ABC trató de mirar el lado bueno en la situación de las audiencias diciendo que se debía a los programas de esa franja horaria. Pero “Survivor” no se emitió, “Bones” era repetido y las comedias de la NBC normalmente se mantienen por debajo, por lo cual esto ya está escrito en la pared: “FlashForward” está de camino a convertirse en el último fracaso en una lista de supuestos sucesores al trono de “Lost”.

“Dollhouse”. “Jericho”. “Invasion”. “Surface”. “Day Break”. Todos intentaron capturar la magia mitológica de “Lost”, pero, como el vuelo 815 de Oceanic, se estrellaron durante el camino. A pesar de que los programas del género pueden ser un bombazo para la cadena, ha quedado claro durante años que no hay demasiadas series impactantes de ciencia ficción que tengan éxito. La mayoría no llegan más allá del primer año, porque las audiencias no están allí para justifficar su permanencia. “V”, de la ABC, es otra ambiciosa apuesta que empezó fuerte (16,7 millones vieron el estreno), pero que luego cayó (las audiencias del episodio 4 rondaban los 11 millones). La serie vuelve el 30 ed marzo, y debe probar ser merecedora de una segunda temporada.

Incluso si una serie de ciencia ficción tiene éxito en su primera temporada, mantener eso es complicado. En FOX, “Fringe” consiguió renovar por una tercera temporada, pese a que sus audiencias han caído un 25% desde el año pasado entre los adultos de 18 a 49, al moverla de los lunes a los jueves. Y parece poco probable que la NBC renueve “Heroes”, porque sólo consigue 6,5 millones, habiendo caído un 33% desde el año anterior, y casi la mitad de lo que conseguía en su primera temporada. Mientras que los productores y cadenas que están detrás de estos programa a menudo se refieren a la pasión de los fans que lo siguen, esta pasión no se traduce en dólares. “Los fans son rabiosos”, dice Jason Maltby, comprador de anuncios para la firma Mindshare. “Verán el original, se conectarán a internet, harán muchas cosas. Su implicación es mucho más profunda que la de un espectador casual, y es difícil monetizar eso”.

Y esa es la clave, porque estas series pueden ser ridículamente caras de producir. Con 12 millones de dólares, el piloto de “Lost” aún se mantiene como el más caro, pese a que los 10 millones del de “Fringe” se le acercaron. Y las compañías que hace estas series son duramente presionadas para recuperar sus pérdidas. Las series muy serializadas son difíciles de vender en sindicación, porque no son buenas para repetirse (en cambio, series como “Law & Order” o “Bones” son enormemene populares porque no requieren demasiada historia pasada para poder verse).

Es difícilmente sorprendente entonces, que de los 11 dramas que la ABC está desarrollando para otoño – que incluye un procedural médico protagonizado por Dana Delany, una antología sobre un grupo de estudiantes y una serie sobre una madre soltera que dirige un cártel de la droga en Beverly Hills – sólo una se acerca remotamente a la fórmula de “Lost” (esa sería “No ordinary family”, una historia sobre una familia de superheroes, protagonizada por Michael Chiklis, Vic Mackey en “The Shield”). “Nada puede reemplazar a “Lost””, admite el presidente de la ABC, Stephen McPherson. “Estamos buscando algo único, innovador y excepcional, porque eso es lo que atrae a los espectadores, enciende su pasión y les hace querer más. Por eso es por lo que “Lost” funcionó – nadie había visto nada igual, y prometía mucho. Así que no estamos buscando la próxima “Lost”. Buscamos la próxima gran idea”.

Sea cual sea la intención de la ABC, seguramente sea algo que no requiera un doctorado en físicas para poder seguirlo. Es la misma situación para el resto de cadenas, que principalmente centran sus apuestas en series de policías y abogados, porque también tienen problemas manteniendo programas serializados. Con “Heroes” en la cuerda floja, la NBC degradó “Day One”, un piloto apocalíptico del guionista de “Heroes” Jesse Alexander, a una película de 2 horas que probablemente se quiten de encima este verano.

El productor de “Fringe” Jeff Pinkner cree que las cadenas trabajarán para encontrar un medio. “Personalmente creo que todas estas cosas son cíclicas, del mismo modo que nadie se atrevía a tocar las películas de piratas antes de que saliese “Piratas del Caribe””, dice. “La buena narración es buena narración. Algo que he visto es que tener poca audiencia, si es una audiencia que se preocupa profunda y apasionadamente, no es tan malo. Lo que es importante es que las cadenas y estudios encuentren un modelo de negocio donde puedan mantener a series como esas en antena. Muchas de las mejores narrativas emocionales y humanas sobre personajes vienen en el contexto de estas historias largas”.

No esperéis muchas en vuestras pantallas este otoño.

¿Candidatos fallidos al trono?

“Invasion”. ABC, 2005-06 (22 episodios)

Tras un gran huracán, unas criaturas se infiltran en un pequeño pueblo de Florida, al estilo de “La invasión de los ladrones de cuerpos”. La serie, protagonizada por William Fitchner y Eddie Cibrian comenzó con mala suerte, estrenada justo tras el huracán Katrina, y entonces sufrió dos enormes hiatus que frustraron a su dedicada y cada vez menor base de fans.

“Surface”. NBC, 2005-06 (15 episodios)

De nuevo criaturas marinas: Esta vez una extraña especia acuática amenaza al mundo mientras que una bióloga marina lucha por desentrañar el misterio contra el gobierno, que intenta mantenerlo en secreto. Aparte de una aburrida premisa y de unos misterios que no enganchaban, los efectos eran horribles.

“Heroes”. NBC, 2006-presente (78 episodios y contando)

Varios tíos descubren que tienen poderes sobrehumanos. Las tramas flojas y los personajes confusos probaron ser la criptonita de una serie que una vez triunfó entre la audiencia, comenzando una caida en la segunda temporada que aún no se ha revertido. En el limbo mientras espera una quinta temporada.

“Fringe”. Fox, 2008-presente (35 episodios y contando)

¿Quieres tu propia “Lost”? La Fox fue directa a por el creador J.J. Abrams, con una serie centrada en una agente del FBI (Anna Torv), un científico loco (John Noble) y el genio de su hijo (Joshua Jackson) investigando extraños fenómenos. El cambio de horario en su segunda temporada causó un descenso del 20% en la audiencia.

“Threshold”. CBS, 2005 (9 episodios)

Un equipo de expertos investigan el aterrizaje de un OVNI en el Atlántico, y eventualmente descubren que los aliens están tomando cuerpos humanos a través de su ADN. En un año lleno de aliens y sucesos marítimos, esta serie no llegó muy lejos.

“Jericho”. CBS, 2006-08 (29 episodios)

Los residentes del pequeño pueblo de Kansas que le daba título tienen que lidiar con los efectos de un ataque nuclear sobre los USA. La complicada trama no supuso un éxito suficiente para la CBS. Sin embargo, tras una amarga lucha tras su cancelación, la serie consiguió siete episodios extra para darle cierre.

“Day Break”. ABC, 2006 (13 episodios)

Gracias un bucle temporal, un detective sigue reviviendo el mismo día… el día en que le acusan de asesinato, una y otra vez mientras intenta encontrar al verdadero asesino. ¿Muy repetitiva? Resulta que ver una y otra vez el mismo día es bastante aburrido.

“Dollhouse”. FOX, 2009-10 (25 episodios)

Echo trabaja para una sombría compañía que contrata a individuos cuyas personalidades y memorias han sido borradas y reprogramadas para que realicen ciartas misiones. Los espectadores nunca abrazaron la extraña premisa de Joss Whedon, o a una heroína sin su propia personalidad.

“FlashForward” ABC, 2009-presente (12 episodios y contando)

Casi todo el mundo en el planeta se desmaya simultáneamente durante 137 segundos, durante los cuales parecen verse a sí mismos seis meses en el futuro. Las audiencias han caído mientras que el irresistible concepto y el fuerte piloto han dado pasos a tramas a veces forzadas que se hacen muy repartidas entre el creciente cast.

“V” ABC, 2009-presente (4 episodios y contando)

El remake de la seminal serie de 1983 sigue la llegada de una supuestamente pacífica raza de alienígenas, que en verdad es reptiloide y siniestra. Elizabeth Mitchell lidera la resistencia. La premiere hizo 16,7 millones de audiencia, pero los siguientes episodios perdieron casi un tercio de esos espectadores, haciendo que su regreso el 30 de marzo sea una prueba crítica.

Scans: Darkufo
Traduccion : LlegaronParaQuedarse