Matthew Fox habla para Playboy

Matthew Fox habla para Playboy

0
Compartir
El actor de 43 años habla sobre Lost y su vida personal en el nuevo número de Playboy. Aquí están algunas de las cosas que dice:

Sobre el final de Lost: “Sé un poco de cómo será el final. Les pregunté a los creadores de la serie para saber hacia dónde debía enfocar mi interpretación. Me dieron una imagen de cómo acabaría mi personaje. Es bastante impresionante.”

Sobre su esposa, Margherita: “El tema de la fidelidad es muy personal. La gente te persigue por todo tipo de locuras, pero siempre he sido bastante desconfiado con la gente. Margherita y yo hemos sido los mejores amigos y amantes. Ella es el amor de mi vida. Ambos hemos logrado ser intensamente independientes y mantener esa fuerza en nuestra relación. Soy un hombre, y aprecio a las mujeres. Al mismo tiempo, Margherita es la mejor. Sinceramente, estamos bien juntos. Llevamos juntos 23 años, así que el resto sobra.”

Sobre su miedo al agua: “Crecí en Wyoming, no tuve oportunidad de pasar mucho tiempo en el agua. El agua allí es tan fría que solíamos saltar al río o al lago y volver a salir rápido. Creo que tengo un miedo innato al agua. Nunca he estado cómodo, ni siquiera ahora que sé nadar… Me pongo nervioso. No soy un gran nadador.”

Sobre cómo perdió la virginidad: “Tenía 12 años. Ella era un par de años mayor que yo. No era su primera vez. Veo el suceso en mi mente, como si fueran fotografías. Ocurrió en Dubois, Wyoming, un sitio de unos mil habitantes probablemente, todavía. Pasó literalmente en el suelo, al lado del río, mientras había un rodeo en el pueblo. Fue absolutamente horrible e incómodo, éramos dos críos tumbados y bajándonos los pantalones.”

Sobre su juventud rebelde, cuando su padre encontró marihuana: “Le eché la culpa a mi hermano Francis, cinco años mayor que yo. Él estaba en Mexico City con un programa de intercambio, unos seis meses. Pensé que, ya que Francis estaba tan lejos, mi padre no se lo echaría en cara. A mi padre no le hizo mucha gracia, pero creo que probablemente sonreía por dentro… Fumamos mucho y tonteábamos con esas cosas desde una edad temprana.”

Fuentes: JustJared, NewKerala.